Lechugas: conservación y recuperación

Ya parece que ha llegado el verano, y con él aparecen las reinas de nuestra mesa estival: las ensaladas. Así que la lechuga no suele faltar en la nevera, pero suelen ponerse mustias pronto.

semillas-de-lechuga-10-variedades-1000-semillas-total--D_NQ_NP_950484-MLM25894246623_082017-F

Consejos útiles:

  1. En cuanto llegues a casa lava las hojas bajo el grifo, eso bastará para sacarle restos de tierra y sus moradores. Después procede a desinfectar utilizando un vaso de vinagre diluido en un litro de agua y remoja las hojas durante 10 minutos, escurriendo y enjuagándolas después.
  2. Seca con cuidado las hojas con papel de cocina o usa un centrifugador de verduras. Luego, colócala en capas con papel de cocina entre las hojas.
  3. Guarda las hojas enteras en el cajón de las verduras. Es la zona menos fría del frigorífico. Durarán en condiciones entre 3 y 5 días. Si quieres que te duren un poquito más introduce las hojas bien secas en un contenedor hermético.
  4. Evita los cuchillos de metal, aceleran la oxidación de las verduras. Corta las hojas con las manos o usa cuchillos porcelánicos.
  5. ¿Quieres preparar la ensalada la noche anterior? Puedes hacerlo, y al abrirla mantendrá el buen aspecto, no la aliñes y guárdala en tarros de vidrio y aguantará frescas entre 4 y 5 días.

Si se te ha pasado llevar a cabo estos consejos, ¿es necesario tirar la lechuga?… Noooo, intenta recuperarla. Estamos en una sociedad de tirar y tirar, vivimos de que todo sea perfecto y empaquetado. Te damos 3 posibilidades para volver a disfrutar de esa lechuga que se nos muestra lacia.

Agua y patata cocida

Lava las hojas de la lechuga, colócalas en un recipiente con agua y echa dentro una patata cocida pelada y cortada por la mitad. Después, deja en la nevera el recipiente durante unas dos horas.

Agua y limón

Pon las hojas de lechuga en un recipiente con agua fría y añadir un poco de zumo de limón o un chorrito de vinagre. Después, mételo en la nevera y deja reposar una hora. Además aprovechas y desinfectas.

Agua con hielo

Si tienes más prisa, sumerge la lechuga en un recipiente con agua y hielo durante una media hora.

¿Conoces más cuestiones sobre las lechugas? Cuéntanos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s